Seguidores

Visitantes recientes

miércoles, 23 de noviembre de 2016

No me dejes.
Ahora que por fin te he encontrado, por favor, no me dejes.
Aunque a partir de hoy tengas cada día un nuevo motivo para abandonarme.
Te lo ruego.
No me dejes.
A medida que vayas descubriendo mi catálogo de defectos.
O que pongas a prueba mis virtudes de temporada.
Te lo suplico.
No me dejes.
Y cuando ya se me hayan acabado todos los trucos.
Cuando me equivoque más veces de las que acierte.
Cuando dejen de hacerte gracia mis chistes repetidos.
Sólo te pido una cosa.
No me dejes.
El día que ya te sepas todo mi vestuario.
Cuando ya puedas contar mis historias mejor que yo.
Cuando ya me sea imposible sorprenderte con nada.
Y esta princesa azul destiña por los cuatro costados.
Y cuando otras personas se te presenten apasionantes, nuevas y misteriosas.
Tú sigue conmigo y no me dejes.
Ya sé que tampoco te estoy dando ninguna razón para quedarte.
Pero es que el día que necesites alguna razón para quedarte.
El día que tengas que tirar de ella para seguir ahí.
Ese día te lo ruego, hazte un favor y déjame.


jueves, 15 de septiembre de 2016

Punto y final.

Me consumes como si fuese un cigarrillo entre tus labios. 
Y es irónico, porque aquí la droga siempre has sido tú.
No sé. cariño, cómo, en tan poco tiempo, hemos podido llegar tan lejos, pero tú te alejas en una dirección distinta a la que me alejo yo.
Quizá ya te habrás dado cuenta de que la distancia no nos hace olvidar, sino recordarnos más fuerte; con más fuerza de la que necesitamos para rompernos.
La distancia lo único que hace es aumentar las ganas que tenemos de querer mordernos la boca al besarnos, como si nos vengásemos, así, de las circunstancias.
Pero nada de eso.
Ha llegado Septiembre y ha sido ese punto y final que ninguno de los dos se atrevió a escribir.
Ha llegado Septiembre y como si se hubiese ido todo lo demás.
A veces, de madrugada, echo de menos que le des un sentido a mi insomnio. Nada más. 
Sólo espero que estés bien, o no lo estés tanto, sin mí.

Sergio Carrión.



martes, 13 de septiembre de 2016

Yo, 
que mido mi tiempo en medias cervezas
 y no hago planes a más de cerveza y media,
 estoy deseando que pidas otra ronda.



sábado, 20 de agosto de 2016

Hora de barajar el naipe de las verdades.

Hoy, es hora de que os cuente la verdad.
Releyendo mi blog me he dado cuenta de que uso demasiado la palabra enamorarse, de que parece que me he enamorado mínimo cinco veces por cada año escrito.
Hoy, vengo a contaros la verdad.

Sólo me he enamorado dos veces:

La primera, él murió.
La segunda, me abandonó.


viernes, 19 de agosto de 2016

Te haré el odio si el amor no basta.

Hace mucho que no escribo, que no escribo algo que me salga de dentro.
A parte de trozos de canciones, o de novelas, no me inspira nada.
Pero esta noche me he puesto a recordar y, aprovechando la situación me gustaría contaros algo:

Que los finales nunca son tan felices ni tan finales como los cuentan, que la vida, a pesar de ser vida, es muerte y que por mucho que busques, siempre encontrarás las cosas cuando no las quieras, cuando no las necesites.

Y yo, aquí sentada en esta maldita mesa del Ikea, que tardé toda una tarde en montar, en esta silla con las ruedas cojas, estoy esperando.
Esperando a que todo sea más fácil, a poder dejar atrás lo que me oprime y lanzarme al vacío de algo que quizás no merezca la pena o sí.
Porque hay que hacerlo fácil, como dijo él.
Pero, a pesar de todo ello, he tomado una decisión y, tal vez, no sea la correcta pero, para mi, ahora mismo lo es.
Si algún día llegaras a comprenderme, te prometo que estaré ahí, porque los finales nunca son como los cuentan y los principios, por muy principios que sean, llegan cuando menos te lo esperas.
Asique déjame que esta noche te cuente que te quiero, pero no lo suficiente, que no es por él, ni por nadie, es por mi, por mi absurda idea de cómo deberían ser las cosas y porque, después de todo, he conseguido saber que quiero y que deseo, y en ese deseo no estas tú.
Que no todo son palabras bonitas, ni caricias, ni entrar a hurtadillas en la cama.
Que también se necesita algo más, esa chispa, esa inspiración que me ha faltado este año pero que está volviendo.
Y si, la vida pasa, es demasiado corta para conformarse.
Espero que encuentres a alguien que realmente te haga feliz, porque no soy yo, de veras, aunque no lo creas, nunca seré yo.
Y que te rías de como intento empezar algo y me doy de bruces contra el precipicio, de cómo caigo cuesta abajo y sin frenos, no importa, ríete de mi, pero, al menos, lo habré intentado.

Porque yo sólo quiero viajar, ver mundo, encontrar a alguien que me entienda sin la necesidad de tener una conversación absurda sobre sentimientos.
Que lo físico sea sólo físico, que de igual viente que ochenta, y que me haga reír, que me haga reír por encima de mis posibilidades.
Que me tumbe en la cama y me haga el amor, y el odio si el amor no basta, que consiga descolocar mi mundo con su espalda y que siempre me regale una sonrisa.
Que nos acostemos en Madrid y nos despertemos en Berlín. 
Que vea mis defectos como son, que los quiera y los respete, como yo respetaré los suyos.
Que no me juzgue por pasar demasiado tiempo con amigos, o por simplemente ser yo.
Que no le moleste que fume, que no intente cambiarme, que me quiera por lo que soy, no por lo que espera que pueda llegar a ser.
Y espero, espero que tú encuentres lo mismo, porque así tú serás tú, y yo seré yo.

Esta noche me iré a dormir llorando, recordando viejas leyendas escritas que no acabaron bien, pero, quien no arriesga no gana y el perdedor no tiene porque ser el perdido.





martes, 31 de mayo de 2016

Cést fini.

Ya lo ves 
Después de todas tus promesas el amor 
¿A dónde fue?
 ¿Dónde lo perdiste?
 ¿Quién se quedó con él? 
Si no vas a volver ya 
No me intentes abrazar 
Si ya no vas a quererme nunca más 
Y que más da si al principio me querías o no era más
 Que la novedad 
De salir con alguien fuera de lo normal 
Si no quieres nada más 
Si tienes a otro en mi lugar
 Si esperas algo
 Si me quieres ver llorar 
Déjalo, vete ya
 Pues no quiero verte más 
Si tu amor, ya me da igual 
Algún día entenderás
 Que lo di todo por ti 
Toda mi ilusión (todo mi querer)
 Mis secretos se van con tu tren 
Te vas con lo mejor de mi
 A por otro amor (que te haga feliz) 
Pues el nuestro acaba, c'est fini

martes, 10 de mayo de 2016

To be continued...

Podría escribir una gran entrada contando todo lo que no he contado en estos meses, pero ni hoy es el momento ni encuentro las palabra para hacerlo.
Volar lo que se dice volar, no vuelo.
Dicho esto, vuelvo a mi cueva de niña triste hiperestésica.
Volveré.