Seguidores

Visitantes recientes

lunes, 22 de diciembre de 2014

¿Qué si mereció la pena? Claro que mereció la pena.

Un año más he vuelto a sonreír por cortesía, a poner buena cara, a fingir que me siento muy feliz de que se acabe otro año de mierda y empiece uno que, seguramente, sea igual.
Un año más he conocido a gente maravillosa.
Un año más se perdieron por el camino.
Un año más he llorado sola en la cama.
Un año más he soñado contigo.
Un año más he bebido hasta vomitar, he fumado hasta toser y he amado hasta doler.
Un año más me he vuelto a enamorar de algún idiota, de esos que te llaman princesa, de esos que no saben que le darías una patada a la monarquía y quemarías todas las coronas para que nadie te volviera a llamar reina.
Un año más he escuchado esa canción que me hace estallar el pecho, he cantado hasta quedarme sin voz y he bailado hasta romperme las piernas.
Un año más he tocado el cielo con los dedos, y con los pies el infierno.
Un año más he vivido.
Un año más, he muerto.
Gracias a Dios que sólo es Navidad una vez al año. 
Que Jesucristo no nació dos veces. 
Que él no apareció otra vez.

Querido John, un año más, te echo de menos.


martes, 16 de diciembre de 2014

Enfermo.

Desde pequeña me enseñaron que la capacidad de amar debía entenderse como una virtud, más cercana a la caridad que a los verdaderos sentimientos.
Crecí con la idea de que el mundo era un lugar siniestro y peligroso, que la única forma de evitar su influencia era encontrar al hombre que me protegería, y al que yo protegería de si mismo, por encima de todo.
Hasta que un día apareció ella.
Tras una larga huida escape a las ciudades, donde comprendí porque la mayoría de los sueños mueren atropellados por la velocidad, incluso antes de haber sido evocados.
Allí encontré a muchos hombres dispuestos a protegerme. Incluso algunos juraron hacerlo de ellos mismos y de las leyes que sostenían en pie sus hogares.
Al final me acabe casando con el que mejor mentía.
Juntos creamos un hogar, un refugio, un castillo inexpugnable contra todas las calamidades del mundo.
Nuestras felicidad era un sillón incomodo pero cálido, una vieja radio atascada en una frecuencia hipnótica que emitía sin cesar un latido casi inaudible, una frase que solo se podía escuchar cuando caía la noche... y una de aquellas noches, ella volvió.


miércoles, 3 de diciembre de 2014

Sabes a primera vez.

La que cree y no se rinde
-porque ella todas las batallas
las resuelve a besos,
y así no pierde nunca_.
La que quiere 
mirando a los ojos
y siempre,
siempre está ahí.

Si la vierais,
si la conocierais,
entenderíais de que hablo.

Cómo decirlo:
imagina la vida como si fuera un pilla-pilla
contra los rivales del otro equipo del colegio.
Pues ella es casa.

Elvira Sastre.



viernes, 14 de noviembre de 2014

Flow my tears.


Fluyen sin fin.
Mis lágrimas son
Fuentes del cruel exilio, amor.
Un ave negra
Triste es su canción.
Lejos de ti, el país del dolor.
Muere la luz
Cuando no estás.
Noche de eterna oscuridad.
Desesperanza
Es mi amargo hogar
Lejos de ti para siempre jamás.
Sombra, temblor,
Desierto amor,
Vientos barren mi corazón.
Feliz infierno
Si arde mi pasión.
Lejos de ti, donde el mundo acabó.

lunes, 27 de octubre de 2014

And yes i will continue to blame myself cause why would anyone want to be with someone as fucked up as me.

domingo, 19 de octubre de 2014

Lucha por tus amigos, lucha por tu familia, lucha por los que te quieren, y por los que no te conocen pero que, si te conocieran, te querrían. 
Lucha por la vida, lucha por mi.
Pero sobre todo, lucha por ti.
Por sonreír cada día, por levantarte cada mañana, por acostarte cada noche,por estar triste, por estar feliz, por las lágrimas derramadas, por las que todavía faltan por derramar, por todo lo que viviste, y por lo que te queda por vivir. 
Lucha por bailar hasta que te pille el fin del mundo. Y entonces, cuando todo acabe, sigue luchando.
Lucha contra el cáncer.
Por ti, por mi, por nosotras.
Te quiero mamá.

miércoles, 15 de octubre de 2014

"Ella no era fría, la hicieron."

Reto a cualquiera a que me demuestre que la desesperanza no es mil veces más fuerte que la felicidad.

La felicidad es efímera, está un instante y al siguiente, puf, se va.
La desesperanza no, la desesperanza dura, y aunque pienses que se ha ido, en el fondo, ahí sigue.
No existe la felicidad eterna. Ojala esta afirmación fuese mentira. 
Por a o por b, siempre acabas decepcionado, desesperanzado, infeliz.

Pero cuando él estaba a mi lado era capaz de sonreír más allá de los truenos.
De besar más allá de la lluvia.
Me era imposible imaginar que  pudiese estar pasando algo malo en ese instante, en cualquier lugar del mundo.

Y una vez más, la desesperanza.

miércoles, 1 de octubre de 2014

October.

October and the trees are stripped bare
Of all they wear.
What do I care?
October and kingdoms rise
And kingdoms fall
But you go on
And on.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Estoy matando el tiempo.Y el tiempo me está matando.

No se cuantos cigarros llevo desde que dejé de fumar, o cuantos insomnios me has provocado desde que no pienso en ti, o cuantas canciones ha reproducido el silencio, o dónde empieza la distancia y dónde el orgullo. No sé cuántas maletas he hecho, para terminar quedándome tirada en la cama, esperando que vinieses, de madrugada, y me dijeses que es hora de ir a París.
 Sigo sangrando todo tipo de esperanzas, ya lo ves. 
A veces cierro los ojos. A veces miro las estrellas, son como eras tú, cuando estabas: brillan entre tanta oscuridad. 
Y es eso, que aunque sé que existen los finales, siempre he ignorado cómo tenerlos en cuenta. 
Me abrazo con fuerza, es la única forma; la única que tengo de sentir que sigo siendo de carne y hueso, porque algunas noches me siento más bien como si fuese el humo que sale de tu boca al fumar.
Hay demasiadas colillas amontonadas y apagadas en el cenicero, y cada vez que las miro pienso: "Esto es todo lo que nos queda". Cenizas. Algo que se ha quemado. Creo que he sido yo. Creo que es demasiado tarde para llegar a tiempo a cualquier parte, y es que hace mucho que solo deseo llegar a tus brazos. 
Ya no puedo llorar. Ya no recuerdo cómo era eso de no querer salir corriendo. Salir corriendo, pero de mi. 
Ahora sólo escribo, que es la única forma que tengo de gritar. Alguien quedará que sepa entenderlo. 


jueves, 11 de septiembre de 2014

Tu decides quien eres, no la sociedad.

El bien, el mal, el cielo, el infierno, vivir, morir, amar, odiar. Creía que esas palabras eran valiosas antigüedades, como los cuadros de un museo, que se tenían, se hablaba de ellas, pero no se usaban.

sábado, 30 de agosto de 2014

Mentir te sale bien, pero hacer que te creo me sale mejor.

Cerré los ojos. Él me besó durante bastante rato y me apretó tan fuerte contra su pecho que tuve que soltarme sin querer soltarme, solo por necesidad, para respirar, como si no hubiese más remedio que ser libre aunque no quisiera.

martes, 12 de agosto de 2014

El club de los poetas muertos.

“El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, lo que no significa alocadamente; sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro; y examinándote de la asignatura fundamental: el amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida.” 
ROBIN WILLIAMS - John Keating

miércoles, 6 de agosto de 2014

Yo te quiero para siempre, pero siempre es hoy.

Hace un año, se quedó dormida. Lo amaba.
¿Será que no lo cuidó bien? ¿Se esforzó en exceso? No. Ella alcanzó a pensar que lo hizo mal, pero rematadamente mal. Era una cría al fin y al cabo. ¿Cómo darle tanta seriedad a la vida a esa edad?
Lo cierto es que no llegó a entenderlo. Eso, mientras dormía. 
No supo muy bien cómo ni por qué llegó a tener discrepancias consigo misma. Sí. Ella sola. El mundo se redujo a nada. Al principio, era probable que pensara mucho. Creo que muchísimo.
Y se alejó (y pensaba). Y enmudeció. Se sorprendió (y pensaba). Ella entendía que comenzó a concienciarse. Entonces, lloró. El mundo se redujo a su mente y a su desconcierto. Y se abandonó (y pensaba). Y volvió a llorar. Lloró más, aunque era poco. Y tuvo miedo. Y se seguía abandonando. Desistió de todo. Lloró. Y se sintió inservible (y pensaba que debía cambiar algo). Lloró más, mucho, mucho más. Y se reincorporó. Y, ah sí, lloró.
Y llorar cesó. No de un día para otro, pero sucedió. La rutina comenzaba a reclamar su presencia. Y la vida, también. Claro que, todo lo anterior no estuvo exento de dolor, opresión e impotencia.
Finalmente, se reconcilió consigo misma. Con mucho esfuerzo, qué menos.
Aquellos doce meses fueron precisos para devolverle, día a día, su verdadero ser, retomar su potencial, y levantarse. Fue, para ella, el golpe más duro que hasta entonces pudo darle la vida. Y quizás porque fue una decisión propia la que la condujo a caer para valorar lo que realmente importa cuando se está en pie. Hoy, transcurrido el tiempo, anestesiado el dolor e inmortalizado el recuerdo, ha aprendido a vivir sin él.
Hoy, transcurrido un año, vuelve a ser ella. ¿Y se acabó ya,no?



domingo, 6 de julio de 2014

Un te quiero, un hasta luego y un por qué.

No era la típica historia de siempre, pero si tenía el mismo final.
Se conocieron. Él se hacía el duro, ella lo era.
Se enamoraron. Él dejó de fingir, ella empezó a hacerlo.
Se pelearon. Él se volvió duro, ella se volvió blanda.
Y discutieron, y se amaron, y volvieron a discutir y se volvieron a amar.
Y así pasaron los meses, entre risas, besos y abrazos. Entre desprecios, lágrimas y soledad.
Ella era una gran historia. Él era el mejor lector.
Se cansaron. Él siguió su camino, ella se perdió en el medio.
Y él volvió a su música, a sus rimas, a sus letras.
Y ella se quedó con sus libros.
Él volvió a soñar en verso. Ella en rock.
Eran tan diferentes que no se dieron cuenta de lo iguales que parecían.
Eran accidentes esperando. Esperando suceder.

jueves, 26 de junio de 2014

Eres mi guerra.

Eres mi guerra El infierno eterno lleno de quebraderos El mayor de mis problemas La chica de los tiempos las idas y venidas La filosofía más difícil el fusil, la lágrima, la crisis La droga que engancha y mata, mi heroína La pesadilla por la que acabo en grito Y pese a todo no miento si digo te quiero a todo eso Al caos más bonito que ha sentido mi cuerpo.

Santiago Pérez Sánchez

martes, 10 de junio de 2014

So.. are you going to fuck me later?

-¿La querías?
+Si.
-¿Follasteis?
+No.
-Entonces, ¿por qué estuviste con ella?
+Cuando vi como caian las lágrimas de sus ojos me dí cuenta que nunca permitiría que volviera a llorar. No quería follar con ella, quería abrazarla en el cine y ahogarla con mis besos. Quería reirme de sus gestos de niña pequeña, tan dulces como ella. Quería ver como la llamaban distintos chicos y ella les respondía borderías. Ella no era como el resto del mundo, ella me quería,no como las demás. Me quería a su manera, con cariño y sinceridad. Yo la amaba. Era mi niña pequeña.

domingo, 1 de junio de 2014

Y es que, a veces, ocurre.

Ocurre que alguien cuida algo mientras que otro lo deja morir. Ocurre que finalmente muere y es el que nunca hizo nada el que pide explicación.

Ocurre que hay gente que salva lo que quiere. Ocurre que hay otros que tratan de resucitar lo que ellos mismos dejan morir.

Ocurre que hay quien muere luchando. Ocurre que hay quien mata esperando. Y yo siempre me quedare con los primeros.

domingo, 18 de mayo de 2014

Después, mañana.

Estaba loca, loca de remate,
y era guapa, guapa de cojones.
y conocía a la luna,
y bailaba rock&roll frente al espejo,
y salía
y bebía
y no se acordaba de nada al día siguiente.

Estaba rota, tanto como un trapo,
y era dura, dura de roer,
y odiaba a los poetas,
y se ponía hasta el culo
y lloraba
y se corría
y no se acordaba de nada al día siguiente.

Dormía poco,
y tenía las ojeras más preciosas
que habían ignorado jamás.
Era la princesa de mi cuento,
la que follaba con Extremoduro sonando de fondo
y se metía de todo, menos mis drogas.

Amaba,
era capaz de amar,
por encima de cualquier boca despeinada,
de cualquier trovador de mierda,
de cualquier basura literaria que le escribía,
era jodidamente perfecta,
y su único defecto era yo.

Sospecho que venía de otro mundo,
por eso de que nadie había logrado entenderla nunca,
aunque siempre era la que más gritaba,
y que era inmortal
por eso de sus infinitas pecas,
y que me tenía calado,
y que sabía cosas sobre mí que nadie sabrá jamás.

Era la chica con la que desearíais pasear el resto de vuestra vida,
era la chica diez,
y le faltaban un par de veranos;
conmigo, digo,
y cada vez que me la encontraba por ahí,
me decía que no se acordaría de nada al día siguiente,
y aún así,
me iría a vivir con su olvido,
todos los días del resto de mi vida.


viernes, 2 de mayo de 2014

Friday i'm in love.


No me importa si el lunes está azul, 
El martes gris y el miércoles también. 
El jueves, no me importas. 
Es viernes, estoy enamorado. 
El lunes, puedes estar extenuado. 
El martes, el miércoles, decepcionarme. 
El jueves ni siquiera comienza. 
Es viernes, estoy enamorado. 

El sábado, espera, 
Y el domingo siempre llega demasiado tarde, 
Pero el viernes nunca vaciles... 

No me importa si el lunes es negro, 
El martes y el miércoles, un ataque al corazón. 
El jueves, nunca miro hacia atrás. 
Es viernes, estoy enamorado. 

El lunes, puedes sostenerte la cabeza. 
El martes y el miércoles, quedarte en la cama. 
O el jueves, mejor mirar las paredes. 
Es viernes, estoy enamorado. 

El sábado, espera, 
Y el domingo siempre llega demasiado tarde, 
Pero el viernes nunca vaciles... 

Muy bien vestido, 
Es una maravillosa sorpresa 
Ver tus zapatos y tu espíritu alzarse, 
Sacando tu enojo, 
Y simplemente sonriendo al sonido, 
Y llanamente como un chillido, 
Dar vueltas y vueltas. 
Siempre da un gran mordisco, 
Es una vista tan maravillosa 
Verte comer en el medio de la noche. 
Nunca puedes obtener suficiente, 
Suficiente de esto. 
Es viernes, 
Estoy enamorado.

jueves, 1 de mayo de 2014

Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado. Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas. Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma... descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos destruirla y que tu tambíén podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de tu vida.

William Shakespeare.

viernes, 25 de abril de 2014

Life is a bitch.

Tráeme mi máquina, tráeme gasolina, eso es todo lo que necesito.
Quiero llegar alto en speed.
Cuando me despierto por la mañana sólo para ver que otro día en el trabajo me espera.
Pero no quiero ir. No,  no quiero ir. No me da la puta gana de ir.
Así que tráeme más gasolina para  llenar mi máquina.
Así Dios, podrías escuchar lo que tengo que decir.
La vida es una perra y  te vas a morir.
Vivir de esta manera hace llorar a tu mama. 
Y cuando nieve me tengo que ir. Para eso vivo.
Tengo el derecho de decir lo que quiero cada vez que quiero.
Dicen que un estúpido puede gritar y mandarlo todo a la mierda.
Tengo mi libertad, tengo mi moto.
Me van a utilizar hasta el día en que me muera.
Gritar y arder.
Me voy  a romper el cuello en el siguiente turno.
Así que cuando este muerto voy a estar sentado en una montaña y no en mi cama.
Ponte de pie, vamos a hacer esto.
La vida es una perra y te vas a morir.
Vivir de esta manera hace llorar a tu mama.
Y cuando nieve me tengo que ir, estoy vivo para esto.
La vida es una perra.
Asique vamos, deja que nieve.
Tengo este sentimiento de si estas listo para seguir. Permite montar.
Y cuando estoy ido y no estoy a tu lado es tiempo para hacerte saber.
Traeme los streepers. 
Tráeme mi Jack Daniels.
Y déjenme ser puta.
Odio esta vida.

jueves, 24 de abril de 2014

Haruki Murakami

Y una vez que la tormenta termine, no recordarás como lo lograste, como sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. 
Pero una cosa si es segura. Cuando salgas de esa tormenta, no serás la misma persona que entro en ella.
 De eso se trata la tormenta. 

lunes, 14 de abril de 2014

Hot Chip.

Hoy decidí escuchar la canción de siempre y, por primera vez, parecía no hablar de nosotros.
Hoy quedé con la gente de siempre en el mismo sitio de ayer y, por primera vez, nadie quiso hablar del asunto.
Hoy empecé a escribir como cada día y, como nunca antes, comencé a hablar sobre ti.

jueves, 27 de marzo de 2014

Si amas a alguien, tienes que darle libertad.

Me arrastró hasta el banco más cercano y aplastó su cara contra la mía, haciendo que nuestras narices se tocasen como si fuéramos esquimales. Me apretó el brazo con tanta fuerza que supe que al día siguiente tendría una marca  pero no me importó.
 Ninguno habló durante un buen rato.
Yo deseaba que el tiempo se detuviese, junto entonces, y que aquel segundo no terminase. Pero, de algún modo, ese instante estaba teñido de tristeza, porque yo concebía el tiempo que pasaba con él como si fuera un tesoro, como si ya hubiera terminado.


viernes, 21 de marzo de 2014

Goodbye my darling.

Querido John,
¿Qué me pasa?
Desde que tú no me abrazas la noche es una amenaza.
Conocí a una persona maravilla y se convirtió en fracaso.
Volví a creer en el amor. Recordé lo que era esa sensación.
Rocé la felicidad con la punta de los dedos y se me escapó, como se me escapa todo.
Cierro las manos y no consigo retener. Todo es agua.
Puede que todo sea culpa mia. 
Si pudiese volver atrás en el tiempo cambiaría el curso de la historia y quizás, sólo quizás, ahora sería feliz.
Se que tu muerte no puedo cambiarla, que yo no tuve nada que ver, pero podría haberte aprovechado hasta el último segundo.
Estos días en el hospital me han dado para reflexionar de nuevo. Reflexionar sobre todos mis fracasos amorosos.
¿Acaso soy tóxica? Todo el que tengo cerca termina con quemaduras de tercer grados y ni mis manos congeladas consiguen apagar el fuego.
Él lo dijo una vez "Goodbye my darling, hello Vietnam", y mi cabeza no para de repetirlo.
Ha vuelto el vacío, han vuelto los lobos y la Guerra Fría. 
Y estoy sóla de nuevo.
No hay nada más triste que sentirse solo en una fiesta.
No hay nada más triste que un gintonic sin hielo.
No hay nada más triste que un polvo sin ganas.
Conseguí confiar en otro hombre pero acabó siendo uno más de la lista de promesas a olvidar.
La lista interminable.
Él era mi naufrago y la que ha naufragado he sido yo.
¿Cómo me he dejado llevar a un callejón sin salida?
Muerta la amistad sabe igual que el fracaso y a los dos nos gusta el verbo fracasar.
Le olvido de día y le recuerdo cada noche.
Llevo 762 días sin ti y te sigo necesitando. Y cada vez más.
¿Soy una paranoica? 
Seguramente si, escribiéndole cartas a un muerto. Nunca leeras esto y jamás podrás contestarme, lo se perfectamente.
Desaparecer siempre ha sido la solución, pero esta vez no puedo. No tengo fuerzas.
Te echo de menos, John.

Eternamente tuya                                                               
                                                                                                                                   Rose.


jueves, 6 de marzo de 2014

Tú feliz, yo sin rumbo.

Volviste de nuevo sin que nadie te esperara.
Le dije adiós mientras te abría los brazos y cerraba otra puerta.
Hiciste que cambiaran todas las cosas y más tarde te ibas como si no hubiera cambiado nada. 

Ahora todo sigue donde lo dejé.
Doy la patada a lo que me abriga y abrigo a lo que me da la patada.
Doy crédito a la soledad porque hay compañías que no me sirven de nada. 
Doy prórroga a mi tiempo de espera, posponiendo el final al mañana del mañana. 

domingo, 2 de marzo de 2014

Lo que pudo haber sido, lo que nunca será…

Perdona por pensar en dejarte, por haberme ido y vuelto sin hacer ruido, por tocar el punto más alejado de nuestras rectas  y haber retomado mi puesto de guardia en el choque de las secantes.
Perdona por hablar sin decir nada, por callar diciéndolo todo, por perder tu tiempo con días vacíos y meses inútiles, por confesarte que jamás confesaría nada y admitir que no admito las dudas.
Perdón por lo que lees, por lo que escuchas, por lo que muestro y escondo, por lo que obligo o demuestro, perdón por si todo esto acaba o, por el contrario, se convierte en algo para toda la vida. 


viernes, 28 de febrero de 2014

¿Sabes que pienso que una retirada a tiempo es siempre una derrota?

Dicen que elegir significa perder algo y que, cuanto más tardas en hacerlo, más pierdes en el camino. Pero quizás tú fuiste la excepción y me hiciste olvidar el cuánto posponiendo siempre el cuándo, quizás tú fuiste la espera más larga y te convertirás en la pérdida más cuantiosa. 

Supongo que ha llegado el momento de elegir y ha sido un placer disfrutar contigo de la espera. 


jueves, 20 de febrero de 2014

Who says I can be free?

En ocasiones, no vale con tener la mejor de las intenciones. Nos falta el ingenio la magia y la maestría a la hora de formular la palabra que nos sirva de llave frente a esa puerta, tantas y tantas veces cerrada a cal y canto por la pasividad y el miedo a equivocarnos.

Mi vida es eso. Una bonita combinación de ti, de mi... y de mis ganas de intentarlo.

Desde Berlín con amor.
Te quiero.
 (Creo..)



viernes, 24 de enero de 2014

Olvidé la lección a la vuelta de un coma profundo.

Quizás hoy te despiertes y pienses en lo que no pasó ayer, en lo que viene y va, en lo que se quedó por el camino, en las ideas que decidieron quedarse en casa, en los deseos que se pagan con manijas del reloj oxidadas y en todas esas cosas que llegan sin llegar a destinos olvidados.

Puede también que te encierres entre cuatro paredes, imaginando luces en vez de salir a verlas, que te inventes leyendas en lugar de hacerlas, que busques la respuesta en cajones vacíos teniendo las soluciones retumbando tras la puerta, que esquives ese golpe de suerte llamando a tu quietud soledad.

O puede que comprendas que lo importante de lo que entra y sale es la pequeña mota de polvo que decides no limpiar, que en cada minuto que pasa hay un segundo que merece ser recordado, que cada golpe recibido deja una herida que te hace saber quien eres, que has salido ileso de cada una de esas guerras, que el punto de partida de cualquier sueño no puede ser otro que el despertar.

Tal vez comprendas que el dolor no cura cuando tú mismo te haces daño. 

miércoles, 22 de enero de 2014

Hay quienes estropean relojes, para matar el tiempo.

Te metes en la ducha con sueños de grandeza y , al salir, te secas con frío y realidad.
Sales de tu casa pensando en volver.
Vuelves a tu casa pensando en escapar.

Pero, quién sabe... quizás este sea el día en el que encuentres la fisura en el muro.
Quizás hoy caigan telones, barreras, monstruos y quimeras.
Quizás hoy ese tu día, pero aún no lo sabes.

Nadie lo sabe... 

domingo, 19 de enero de 2014

A veces todo lo que necesitas es a alguien a quien le importes.

Me gusta que me tengas en cuenta,
que me mires de reojo tras la puerta.
Incluso cuando te giras y te das la vuelta,
Incluso cuando te marchas para dejarme atrás
Me gusta que me quieras a escondidas,
que me odies casi todos, todos los días,
incluso cuando te engañas por engañarme,
incluso cuando te reinventas con otra mentira.
Me gusta que te ofendas y no digas nada,
que me castigues dándome la espalda,
incluso cuando mi ausencia revienta tu paciencia,
incluso cuando el silencio es el veneno y la espada.
Me gusta que me olvides a ratos,
que decidas vernos extraños,
que me des  me quites tanto,
que nunca sepas donde estar.
Me gusta que te vayas sin irte,
que tu cura sea herirme,
que mi sol sea tu noche,
y no haya día sin reproche.




sábado, 18 de enero de 2014

Apareces cuando entro en mi escondite y mis ojos se cierran cuando tú te atreves a mirar.  Decoro y cambio mi vida, transformo mi habitación y mi cama, despido un par de recuerdos y abro las puertas a otros nuevos. Aparece quien me da paz y calma, entra por la puerta y se sienta en mi sala de estar, llamándome y esperándome como jamás lo hacías tú en las líneas de la historia que yo te solía dejar escribir.
Entonces oigo una voz que me cuenta que has vuelto a olvidar a los de siempre, que los de siempre te han vuelto a perdonar, que nunca cambiarás, que tomar vuelos a otra parte significa dejar una vida atrás.
Oigo una voz que me dice que lo has vuelto a hacer.
Y yo ya no se donde se fueron las cosas que hice, las luces que apagué por ti ni las noches de insomnio y esperanza. Si aquello sirvió de algo. Olvidé el precio de darlo todo y el valor del tiempo. Cambié. Te perdiste como siempre y no te busqué. Ya no quiero encontrarte. Simplemente desapareciste. Otra vez. 


viernes, 17 de enero de 2014

Muchos hombres creen que soy un concepto, o que quizás les complemento, o que voy a darles vida. Solo soy una mujer jodida que busca su propia paz de espíritu, no me asignes la tuya.

sábado, 4 de enero de 2014

Te tengo más ganas que a la cerveza del viernes noche.

Es que no soy la que mejor folla, ni la que da los mejores besos ni seguramente sea aquella que se quede sin dormir por verte despertar. Mira, cariño, yo soy aquella que cuando te ve no sabe encontrar las palabras y se calla. Aquella que con mirarte te hace el amor. Aquella que dejaría el tabaco por tu boca. Yo soy esa gilipollas que dejaría de creer en los imposibles a tu lado. Aquella para la que el demasiado tarde nunca sería una excusa. Soy esa. Esa que tiembla cuando sonríes. Esa que no es sino contigo. Esa que te escucha y cree que el cielo sonaría igual. Y se que en el fondo nada. Que soy el descontrol y no la calma. Que soy el desorden de cualquier habitación un domingo por la mañana, cuando la resaca hace que te levantes a la hora de comer. Y solo. Se que soy el valor que se desprecia en caída libre por esa montaña de esperanzas sin sentimientos. Quiero decir, las esperanzas te sostienen, pero en algún momento te sueltan. Pero no me importaría sangrar en la UCI de tu cuerpo. Y notar tu calor sería estar en el reservado del infierno, con copas gratis toda la noche. Pero recuerda, no se me da nada bien, excepto esperarte. No soy la chica ideal sino para cualquier catástrofe. Y no obstante, cuando sonrío de verdad, el mundo se apaga un poco; y brillo. 
Ojala estuvieses aquí, corazón.


viernes, 3 de enero de 2014

Respira, inspira, ignora y vive.

Más vale nunca que tarde, si vamos a esperar para nada. Y si aún no sabemos querer sin rompernos algo en el intento,ni sonreír sin que se nos noten las pocas razones que tenemos. Mas vale estar solo que contigo, si te vas a ir algún día y yo no voy a saber superar ninguna semana. Me aprendí tus manías de carrerilla, mientras me decía que eran ademas las mejores excusas que tenia para madrugar para verte dormir tan tranquilo, como si no fueses el hijo de puta con quien mantendría una guerra que nos mataría a ambos. He visto los mejores amaneceres mientras se abrían tus ojos. Y luego, como animales salvajes que se dejan llevar por su instinto de supervivencia: nos fuimos, pero es que después de los portazos no perdemos la capacidad de recordar algunas cosas. Algunos momentos, mis uñas clavadas en tu espalda, y aquellas noches en las que no pensábamos en la duración de las cosas. Los orgasmos y los cigarros a medias; las farolas y sus besos, en cada esquina. No se vivir de otras forma, sino recordando toda esa mierda que en algún momento me pareció lo mas bonito que tenia. Y es tan injusto pensar que quizás para olvidar solo tenga que acordarme de otros brazos cuando tenga frío. ¿Es que el amor no dura siempre, aunque se acabe pronto? O es que  lo que sentimos caduca con el tiempo. O es que todas las promesas son mentiras que duran lo que tardamos en darnos cuenta de que terminamos sin llenarnos las manos. Que terminamos desconociéndonos, a pesar de sabernos de memoria nuestros cuerpos, y cada centímetro y sus lunares, y sus defectos, y el color de nuestros ojos a oscuras. Se que al final no seras mas que una de esas fotografías de las que no recuerdas ni siquiera donde se tomaron. Es triste y necesario.  

jueves, 2 de enero de 2014

 No fuiste el amor de mi vida, ni de mis días, ni de mi momento. Pero te quise y te quiero, aunque estemos destinados a no ser.