Seguidores

Visitantes recientes

sábado, 4 de enero de 2014

Te tengo más ganas que a la cerveza del viernes noche.

Es que no soy la que mejor folla, ni la que da los mejores besos ni seguramente sea aquella que se quede sin dormir por verte despertar. Mira, cariño, yo soy aquella que cuando te ve no sabe encontrar las palabras y se calla. Aquella que con mirarte te hace el amor. Aquella que dejaría el tabaco por tu boca. Yo soy esa gilipollas que dejaría de creer en los imposibles a tu lado. Aquella para la que el demasiado tarde nunca sería una excusa. Soy esa. Esa que tiembla cuando sonríes. Esa que no es sino contigo. Esa que te escucha y cree que el cielo sonaría igual. Y se que en el fondo nada. Que soy el descontrol y no la calma. Que soy el desorden de cualquier habitación un domingo por la mañana, cuando la resaca hace que te levantes a la hora de comer. Y solo. Se que soy el valor que se desprecia en caída libre por esa montaña de esperanzas sin sentimientos. Quiero decir, las esperanzas te sostienen, pero en algún momento te sueltan. Pero no me importaría sangrar en la UCI de tu cuerpo. Y notar tu calor sería estar en el reservado del infierno, con copas gratis toda la noche. Pero recuerda, no se me da nada bien, excepto esperarte. No soy la chica ideal sino para cualquier catástrofe. Y no obstante, cuando sonrío de verdad, el mundo se apaga un poco; y brillo. 
Ojala estuvieses aquí, corazón.


No hay comentarios: