Seguidores

Visitantes recientes

miércoles, 26 de diciembre de 2012

No se cual es la diferencia entre rendirme y no luchar.

No entiendo que una persona pudiese ser Dios y el diablo al mismo tiempo.
Que una misma persona pudiese destruirte y salvarte a la vez.
Si todo lo que yo era, tanto lo bueno como lo malo, estaba en una madeja de hilos que él mismo había entrelazado, ¿cómo podía saber si debía quererlo u odiarlo?

lunes, 17 de diciembre de 2012

La alegría más alta.

Para vivir no quiero 
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres! 
P.Salinas.

Ella aparece finalmente, busca la cara de él entre la muchedumbre que hace cola frente a la puerta del cine y al encontrarla se le acerca y le dice hola mi amor mientras se inserta a su lado. Él sonríe y hunde su boca en los labios agrietados de ella. Él leva un sombrerito de fieltro gris que ella odia con toda su ala. Son las ocho de a tarde de un húmedo y ventoso miércoles de marzo y la noche está a punto de derrumbarse sobre ellos.
-¿Llevas mucho tiempo esperando, Edgar?- dice ella encendiéndose un Marlboro.
Él la mira fijamente, como si en lugar de ser ella fuese un incendio brillando a lo lejos. O una mujer tendida en la acera en plena calle, bocarriba y con una equis pintada de rojo en la mejilla. O un tenedor encontrado dentro de una tarta.
+Me llamo Linus. Linus Albert. -dice él- ¿Quién coño es ese Edgar?
Ella (cree él) ha metido la pata hasta el fondo. Él (cree ella) está a punto de ponerse a gritar, delante de toda esa gente, dios mío, y con el sombrerito de fieltro puesto. Pero (cree él): posiblemente ella venía pensando en un tal Edgar, quizás un rollete de la oficina, o un antiguo novio.
-Te he hecho una pregunta -insiste él- ¿Quién coño es ese Edgar?
Ella comenta algo acerca de la película que van a ver. Como quien no quiere la cosa llama Stallone a Van Damme. Así: como quien no quiere la cosa. Él se sonríe. Luego, ella se pone a hablar del tiempo. De ahí pasa al partido del fin de semana, errando los nombre de los dos equipos, del estadio, del árbitro. ¿Iremos, Fred? Finalmente, ella apaga su cigarrillo y dice que le encanta la puerta de este cine,  me encanta la puerta del cine, Rex.
Él (que no es precisamente tonto) no cae en la trampa que ella trata de tenderle.
-No creas que no me he dado cuenta de cómo intentas disimular.
Pero ella no está disimulando. Al contrario  jamás antes en vida se había comportado de un modo tan veraz. Nunca antes había existido una relación tan estrecha e intima entre su comportamiento y su deseo.
-Si disimular- le dice ella encendiendo un nuevo Marlboro -tiene que ver con ocultar cosas, con fingir sentimientos, con distraer la atención, yo no estoy disimulando. O quizás si, pero no por mucho tiempo, la verdad.
Al terminar su parlamento ella se queda un rato fumando en silencia, como si la persona que acabase de hablar viviera en un lugar remoto y ella estuviese escuchando sus palabras con retraso, ahora.
-Te quiero Gregori. Daría cualquier cosa por no haberte llamado Edgar. Mira todos esos melocotones parados frente al perchero, ¿los oyes como tocan el despertador? Mira como cae la leche sobre nosotros. ya no se ve prácticamente nada. Mira mi Lucky Strike hecho trizas sobre el tatami. Y este que tengo entre los garfios, mira cuánta baba echa. Te quiero, Hans. Estoy dispuesta a vivir así para siempre. Perdóname. Te lo pido por favor, Oliver. Perdóname.
Él la mira dubitativo. ¿ Realmente estaría ella dispuesta a hacer algo así por él? ¿Sería ella capaz de expiar su falta abandonando el indispensable auxilios de los nombres de por vida? ¿Cambiándolos unos por otros hasta hacer de ellos una sopa sin sentido? En tal caso sería una prueba bastante elocuente de su amor hacia mi, y vivir así: la alegría más alta.
Ella (que tampoco es que sea precisamente tonta) se echa a llorar en ese preciso instante, justo cuando divisa un atisbo de duda en los ojos de él; y lo hace de una forma lenta  delicada, como un cubito de hielo derritiéndose sobre la hierba. Como un bailarín veterano superando una tapia.
Él carraspea débilmente y accede por fin a su petición.
Ella respira con fuerza, aliviada de no tener que volver a hacerla. Le da un beso en los labios. Le coloca amorosamente el sombrero. Le dice te quiero Enzo. Y se queda junto a él, contemplando el vacío que la espera: sin islas, ni palacios, ni torres.




Fernando Cañero.





viernes, 14 de diciembre de 2012

El blues de la generación perdida.

Dices que yo no tengo casi nada en la cabeza, me miras, me juzgas, me condenas.
Dices que yo me he convertido en un millón de guerras.
Dices que yo a veces te resulto incomprensible.
Dices que yo escribo solamente tonterías, que soy de la generación perdida.
Dices que solo soy una veleta a la que el viento se lleva sin querer.
Dices que solo soy una cometa que se eleva y que algún día va a caer.
Dices que me pierdo a cada instante, que el futuro está en el aire y mi vida del revés.


viernes, 30 de noviembre de 2012

Iris


Siento crujir las hojas secas,
siento tus pasos lentos y pausados,
me giro y ya no estás.
Me columpio, siento los latidos de tu corazón,
salto, me giro y ya no estás.
Me he pasado la vida buscándote y no te he encontrado,
he perdido la esperanzo y he decidió refugiarme
en el lado oscuro de la vida.
Cuando te has dado cuenta ya era demasiado tarde,
entonces has tirado un clavel escarlata sobre mi epitafio.


viernes, 23 de noviembre de 2012

El éxito es un concepto arbitrario.

Hasta ahora nunca había creído  en el amor; pensaba que era algo que James Bond se inventó hace mucho tiempo para poder echar algún que otro polvo.


domingo, 18 de noviembre de 2012

Si  quisiese, podría vivir con él dentro de un acorde en Sol mayor.

Porque en cada vida debe haber un poco de lluvia.
Porque en cada canción debe haber un interludio en un acorde menor.
Porque entre los inviernos hay uno tan infinitamente invierno que solo si lo atraviesas sobrevivirá tu corazón.



viernes, 16 de noviembre de 2012

Él estaba a mi alrededor, vivo en el interior de los libros que había leído. Vivía en cada una de sus páginas. Era todos los protagonistas, todos los villanos, todas las víctimas y todos los agresores. Era el principio y el fin de todo.

martes, 13 de noviembre de 2012

'Cauuse nothin' lasts forever even cold November rain.

Nunca me han gustado los Martes, y mucho menos los Martes 13.
Son el típico día en lo que te levantas con la sensación de que en ese mismo instante vas a cometer una equivocación.
Hoy, por desgracia, además de Martes, es 13; y me he levantado con esa sensación.
Antes de un Martes 3 siempre hay, lógicamente, un Lunes 12.
Los Lunes 12 tampoco estaban tan mal, hasta ayer.
Llorar nunca fue lo mio, pero una vez empiezo no puede parar.

"No llores, que vas a tener que añadirme a la lista de la gente que te ha visto hacerlo".

Ayer fue la primera vez que me viste llorar y espero sinceramente, que fuese la última.
Como dice mi querido Sabina:
"Lo peor del amor es cuando pasa, cuando al final de los finales no le quedan ni dos puntos suspensivos."

No se que esperar, que hacer o como comportarme al respecto.
Supongo que lo único que puedo hacer es dejar que pase el tiempo, dejar que pienses, dejar que te aclares, dejarte..

Ayer me dijiste que te dijese que iba a estar bien, pero lo siento, como tú siempre dices, no se me da bien mentir.
Lo único que te puedo asegurar es que te quiero; que me da igual cara o cruz al tirar la moneda, con tal de estar contigo.

Ayer nos despedimos  sin decir adiós; y todavía tengo el olor de tu abrazo en mi cabeza.


jueves, 8 de noviembre de 2012

The worst day ever.


Son las 6 AM,
el reloj suena, 
tengo que pasar una hora dormitando. 
La cosa es que no pienso que lo haga.
Perforo mi sueño. 
Todavía duermo. 
Miré el reloj 
pero este no se movía 
porque el día nunca termina. 
Y siento que estoy viviendo el peor día una y otra vez 
Y siento que el verano se marcha otra vez 
Y cada día es el peor día de mi vida. 

Ayer fue el peor día 
Y mañana no será mejor 
Esta es la historia que repite sin cesar 
Los Proyectos de verano se han ido para siempre, 
yo los entregaría como parte del pago para el agua.
Porque cada día nunca se termina. 

Y cada día es el peor día de mi vida.


sábado, 3 de noviembre de 2012

Dentro de su pecho solo parece haber silencio y dudas.

Ahora ha adquirido esa costumbre, la de contar sus pasos sobre la tierra, como si eso fuera importante.
Últimamente le resulta más fácil caminar que pensar.

domingo, 28 de octubre de 2012

Cuando estás muy triste, la música duele.

Las cosas no son fáciles para nadie dentro de este iglú tan descongelado,
tanta longitud, tan lleno de finales, tan privado de ti.

viernes, 26 de octubre de 2012

Si sale mal, siempre puedes suicidarte.

Cuando empecé con todo - y cuando digo todo me refiero a la vida -, el suicidio no era más que un chiste malo. "Si tengo que subirme a ese coche contigo me corto las venas con un cuchillo para untar mantequilla". Era tal real como un unicornio. No, menos real incluso. Era tan real como la explosión que hacía saltar por los aires al coyote de dibujos animados. Cien mil personas amenazan con suicidarse cada día y otras cien mil les da la risa, porque como los dibujos animados, es una amenaza divertida e inocua.  Algo que ya se te ha olvidado antes de apagar la tele.
Luego pasé a considerarlo como una enfermedad que contraían las personas si vivían en algún lugar lo bastante sucio para pillar la infección. Era "un tema desagradable de conversación en la mesa" y, al igual que la gripe, solo mataba a los débiles. Si habías estado expuesto a la enfermedad, no hablabas des tema. Tampoco era cuestión de ponerle mal cuerpo a la gente.
En el instituto ya se convirtió en una posibilidad. No inmediata, no en plan "voy a descargarme este disco porque suena una guitarra tan sucia que me da ganas de bailar", sino una posibilidad comparable a decir que de mayor sería bombero, astronauta o el típico contable que se queda trabajando los fines de semana mientras su mujer le pone los cuernos con el conductor de la furgoneta de reparto. Se convirtió en una posibilidad en plan "yo de mayor seré fiambre".
La vida es un pastel que tenía buena pinta en la bandeja de la pastelería, pero que al comerlo me sabía a sal y a serrín.
Me sentaba bien cantar "El fin".
Me hizo falta mi grupo para convertir el suicidio en un objetivo  en una recompensa por los servicios prestados. Para cuando aprendieron a decir el nombre en Rusia, Japón y Iowa, todo tenía importancia y nada la tenía, y yo ya estaba harto de intentar averiguar cómo era posible que fuesen verdad las dos cosas. Yo mismo era un sarpullido en carne viva. Me había propuesto hacer lo imposible, fuera lo que fuese, solo para descubrir que lo verdaderamente imposible era convivir conmigo mismo. El suicidio se convirtió en una fecha de caducidad, en el día después, cuando ya no tendría que seguir intentándolo.


viernes, 19 de octubre de 2012

A veces no hace falta ver algo para saber que está ahí.

Voy a decirte una cosa sobre él. 
Su religión es desmontar lo imposible. No cree en los imposibles. No acepta un no por respuesta. Su religión es esperar a que alguien le diga que algo es imposible para hacerlo. Da igual lo que sea, mientras no pueda hacerse.
¿Quieres saber cómo fue el origen del mundo?
En los albores del tiempo había un océano y un vació; del océano Dios creó el mundo, y del vació lo creó a él.


sábado, 13 de octubre de 2012

Todo resultaba mucho más fácil cuando el lobo era yo.

Sin él, vivía en cien momentos distintos del presente.
Cada segundo estaba lleno de la música de otra persona o de libros que nunca leería. Fingía que todo transcurría con normalidad, que tan solo era un día más sin él, que al día siguiente entraría por la puerta y la vida seguiría su curso como si nadie la hubiese interrumpido.
Sin él, era una máquina en movimiento perpetuo, impulsada por mi incapacidad para dormir y por el miedo a que se me amontonasen los recuerdos. Cada noche era una fotocopia de los días anteriores, y cada día era una fotocopia de las noches. 
Estaba esperando un tren que no llegaba  ala estación. Pero no podía dejar de esperar; si no, ¿qué sería de mi? Estaba viendo mi mundo reflejado en un espejo.
Sin él, lo único que tenía eran las canciones que había compuesto sobre su voz y sobre el eco de su voz cuando había dejado de hablar.

Parecía que habían pasado varios años desde la última vez que le había abrazado y le había apoyado las manos en el pecho. Una eternidad desde nuestro último beso. Toda una vida desde la última vez que había oído su risa.


miércoles, 10 de octubre de 2012

Si soy Anibal ¿ Donde están mis Alpes?

Puedo ser muy silenciosa. Mucho.
La prisa rompe el silencio. La impaciencia estropea la caza.
Me tomo mi tiempo.
Avanzo en silencio por la oscuridad. En el bosque, de noche, el polvo flota en el aire; la luz de la luna convierte las partículas en constelaciones al arrastrarse por las ramas de los árboles.
El único sonido es el de mi respiración al inhalar lentamente por la boca. Enseñó los dietes. Las almohadillas de mis patas no hacen ruido al pisar la maleza húmeda. Me tiemblan las aletas de la nariz. Escucho los latidos de mi corazón por encima del gorgoteo de un arroyo cercano.
Una ramita seca comienza a crujir al pisarla.
Me detengo.
Espero.
Me tomo mi tiempo. Lentamente, levanto la pata de la ramita. Pienso: Silencio. Noto mi aliento frío sobre los incisivos. Oigo un sonido susurrante que me llama la atención y la mantiene. Tengo el estómago tenso y vació.
Me adentro en la oscuridad, Aguzo el oído; el animas asustado anda cerca. ¿Un ciervo? Durante unos largos segundos, un insecto nocturno hace cric, cric, antes de que decida moverme de nuevo, Mi corazón late rápidamente entre cada cric. ¿Será grande el animal? Si está herido, podré cazarlo yo sola.
Algo me roza el hombro, Algo blanco y suave.
Quiero estremecerme.
Quiero girarme y atraparlo entre los dientes.
Pero no debo hacer ruido. Me quedo inmóvil durante unos largos segundos y luego giro la cabeza para ver que es lo que me roza la oreja, algo que parece una pluma.
Es algo que no alcanzo a nombrar, que flota en el aire y se deja mecer por la brisa. Intento por todos los medios darle un nombre.
¿Papel?
No entiendo que hace aquí, colgado de una rama cuando no es una hoja de un árbol. Me hace sentir incómoda. Más allá, esparcidos por el suelo, hay unos cuantos objetos impregnados de un olor desconocido y hostil.  la piel que ha mudado y abandonado algún animal peligroso. Los rehuyo con una mueca y de pronto veo a mi presa.
Pero no es un ciervo.
Es una chica que se retuerce en el suelo, que araña la tierra y gimotea. Cuando la ilumina la luz de la luna, parece blanquísima contra el suelo negro. Exuda miedo por todos los poros.
Mi olfato lo detecta. Incómoda, siento que me eriza el pelo de la nuca. No es una loba, pero huele a loba. 
Avanzo en silencio.
La chica no me ve llegar.
Cuando abre los ojos, estoy justo delante de ella. Casi podría tocarla con el hocico. Hace un momento estaba jadeando y notaba su cálido aliento en la cara, pero al verme deja de jadear.
Nos miramos.
Cuanto más me mira, más se me eriza el pelo de la nuca y el lomo.
Araña el suelo con los dedos. A medida que se mueve, huele menos a loba. El peligro me silba en los oídos.
Le enseño los dientes y hago ademán de retroceder. Solo se me ocurre huir, rodearme de árboles, poner tierra de por medio. De pronto, recuerdo el papel que cuelga del árbol y la piel mudada del suelo. Me siento atrapada entre la chica tan rara que tengo delante y la extraña hoja que tengo detrás. Mi vientre roza la maleza al agazaparme con la cola entre las patas.
Comienzo a gruñir tan lentamente que noto el gruñido en la lengua antes de oirlo.
Estoy atrapada entre ella y los objetos que huelen a ella, colgados de las ramas y tirados por el suelo. La chica sigue mirándome fijamente, desafiante  Soy su prisionera y no puedo escapar.
Cuando grita, la mato.



lunes, 8 de octubre de 2012

Schopenhauer.

Los talentos de primer orden jamás serán especialistas. La existencia en su conjunto se ofrece a ellos como un problema a resolver, y a cada uno presentará la humanidad bajo una u otra forma de horizontes nuevos. Sólo puede merecer el nombre de genio aquel que toma lo grande, lo esencial y lo genial por tema de sus trabajos y no el que pasa su vida en explicar alguna relación especial de cosas entre sí. 

martes, 2 de octubre de 2012

¿Puedes verme?

-¿Estás muerto?
+Yo si. Él no.
-¿Quién eres tú y quién es él?
+Yo no importa quien soy. Él no se quién es.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Todo lo que pensaste que podía ser se ha hecho pedazos.

Estoy cansado de ser lo que tu quieres que sea.
Sintiéndome sin fe. 
Perdido bajo la superficie. 
No sé qué estás esperando de mí. 
Puesto bajo la presión de caminar en tus zapatos.
Atrapada en la resaca. 
Cada paso que doy es otro error para ti. 
He quedado tan insensible. 
Puedo sentirte ahí. 
Estoy cansada. 
Mucho más insensible.
Me estoy convirtiendo en esto. 
Todo lo que quiero hacer es ser más como yo 
y ser menos como tu. 
¿No puedes ver que me estás afixiando? 
Amarrándome muy firmemente 
Temeroso de perder el control 
Porque todo lo que pensaste que yo sería 
se derrumbó justo frente a ti. 
Cada paso que doy es otro error para ti 
Y cada segundo que pierdo es más de lo que puedo soportar.
Pero sé 
Que yo podría terminar fallando también 
Pero sé 
Que eras igual que yo 
Con alguien decepcionado de ti. 


jueves, 20 de septiembre de 2012

Bel.

Siempre ha sido juiciosa. Hoy también lo es. Durante un par de minutos, piensa en silencio qué prefiere. Valora todas las posibilidades mientras mira la ciudad tendida a sus pies, con el mar al fondo. Parece que hoy también va a llover.
En ese momento, un periquito verde se posa sobre el raíl, justo frente a ella, y la mira fijamente. Parece decirle: "Te he encontrado".
Toma una decisión. Elige la verdad. La verdad que duele.
Apoya las dos manos sobre la barra de seguridad.
Ocurre lo que tiene que ocurrir.
Ella habló de injusticia. Pero eso es poco para definir lo que sucedió. Lo ve todo, como en una película, segundo a segundo, palabra por palabra, gesto por gesto. Ve lo que le ocurrió a ella y lo que le ocurrió a él. Ve lo suficiente para responder a todas las preguntas que se había formulado, y más aún. Ve lo que desearía no haber visto jamás.
Se levanta. Ahora comienza a transformarse en un ser distinto al que llegó. Se da perfecta cuenta de que es´ta cambiando. La verdad siempre cambia las cosas. Pero no solo la verdad: la rabia, el dolor, la impotencia, esta conciencia del mal que antes no tenía.
El mal. Ahora, ella es el mal. Lo siente rugir en su interior. Pide venganza a gritos.

lunes, 17 de septiembre de 2012

¿Dónde has visto que los muertos derramen lágrimas?

La muerte es fácil, aunque cueste. Ayer vivías, tenías un sinfín de posibilidades a tu alcance. Hoy, has desaparecido. El mundo seguirá sin ti. Estás fuera del juego. Game Over. Y ya está.


lunes, 10 de septiembre de 2012

La gente podía ser capaz de enterrar sus recuerdos más graves y dolorosos si se les da tiempo y distracciones suficientes.


martes, 4 de septiembre de 2012

No sois nada.



Hacía mucho tiempo que no oía su propia risa y oírla le hizo reír aún más fuerte.

martes, 28 de agosto de 2012

Es increíble lo adictivo que puede llegar a ser el silencio después de un incesante torrente de ruidos mentales no deseados.


miércoles, 22 de agosto de 2012

Es mejor reinar en el infierno que servir en el paraíso.

- ¿Me quieres?

-Adoro estar contigo, al margen de que hagamos el amor. Adoro tu cuerpo. Adoro lo que hacemos juntos. Me haces reír, y eso me encanta. Adoro verte hacer cualquier cosa. Me encanta ver cómo te vistes. Como te quitas la ropa. Me encantan tus manos. Si yo te hiciera la misma pregunta, ¿qué responderías?

-Diría exactamente lo mismo. Y creo que eso significa que te quiero.- Si eso no es amor verdadero, es lo que más se le puede acercar. ¿Ves lo que me has hecho?

-Eso parece doler. ¿Quieres que te cure?



lunes, 20 de agosto de 2012

Me siento tan bien que podría caerme fuera de la cama y quedarme dormida en el suelo hecha un ovillo.

-Hemos tenido nuestros más y nuestros menos, pero siempre ocuparás un lugar especial en mi corazón.-Lloré por dentro al oír esa manida frase salir de mi boca. Pero,. a veces, los clichés son verdadero; aquello era verdadero.

jueves, 9 de agosto de 2012

Las respuestas monosilábicas nunca hacen daño.

Era Nochebuena y estaba sola.
¿Suena eso lo bastante triste y patético como para que digáis "¡Pobre Yolanda!" ?
No hace falta.
Ya sentía bastante pena por mí misma, y cuanto más pensaba en mi soledad en ese día del año, más se me humedecían los ojos y se me estremecía la barbilla.



domingo, 5 de agosto de 2012

Siempre me interesa saber porque alguien relacionado conmigo muere.

Vivía una vida que apenas era capaz de imaginar, había estado en lugares que nunca conocería y tenía un poder que se me escapaba por completo. 
Pero de vez en cuando encontraba un rato para pasarlo conmigo, y esos momentos eran siempre como la Navidad.

martes, 31 de julio de 2012

Black Snow (MEDIANOCHE)


Te enamoraste.
Él desnudó tu alma, tu cuerpo.
Cada pulgada de tu piel blanca
era su reino, su princesa de nieve.

Pero él traicionó lo que le diste: toda tú.
Tus sentimientos fueron heridos por su espada ciega.
Y por eso que

Tu pureza se ha extinguido.
Te has convertido en nieve negra, nena.
La vida es demasiado siniestra para un ángel.
Las ilusiones de amor
se han desvanecido, querida.
Ahora eres una vampira.

El engaño duele.
Su corazón late por otra chica.

Ahora eres una preciosa muerta viviente
lista esta noche para tomar una cruel venganza.

Ahora eres una vampira del amor.


domingo, 29 de julio de 2012

Prohibida la entrada a arañas y visigodos.

Bueno, adiós. Ha sido muy gentil conmigo. Ahora voy a tomar un buen baño caliente. 
—Ah... me olvidaba decirte que... 
—Dilo. 
—... Que tengo unas ganas de hacerte el amor que no te puedes ni imaginar. Pero esto no se lo diré a nadie. Sobre todo a tí. Deberían torturarme para obligarme a decirlo. 
—¿A decir qué? 
—Que quiero hacer el amor contigo. No una vez solo, sino cientos de veces. Pero a tí no te lo diré nunca. Solo si me volviera loco te diría que haría el amor contigo, aquí, delante de tu casa, toda la vida.

viernes, 27 de julio de 2012

Princesa, llevas el culito al aire.


-Buenos días princesa! he soñado toda la noche contigo, íbamos al cine y tu llevabas aquel vestido rosa que me gusta tanto, solo pienso en ti princesa, pienso siempre en ti, y ahora..
- Mama! Papa me lleva en carretilla, pero lo hace fatal me hace morir de risa, vamos los primeros! Cuantos puntos tenemos hoy papa?
- Corre! Vamos! que vienen los malos que gritan! Vamonos!
- Donde?
- Aquí, aquí, ven corre ven! Deprisa.

martes, 24 de julio de 2012

Dí la verdad y humilla al Diablo.

Siempre acababa escogiendo la vida.
¿Hacía lo correcto? ¿Existía otro punto de vista que pudiese arrojar más luz en mi camino?
No se me ocurría a quién preguntar.
 Traté de imaginarme la cara de un ministro metodista si le preguntaba: "¿Sería mejor apuñalar a alguien para seguir de una pieza o dejar que te matase? ¿Sería mejor romper un juramento hecho ante Dios, o negarse a romper la mano de un amigo en mil pedazos?"
 Ésas eran las encrucijadas a las que me había enfrentado. 
Puede que estuviese en deuda con Dios, o que me estuviese protegiendo como Él quería que lo hiciese. 
No tenía ni idea, y era incapaz de ahondar lo suficiente en mis pensamientos para alcanzar la verdad absoluta a todas mis preguntas.
¿Se reiría la gente si supiera lo que estaba pensando? ¿Les haría gracia la ansiedad que me producía el estado de mi alma?
 Muchos de ellos probablemente me dirían que la mayoría de las situaciones están cubiertas por la Biblia, y que si dedicase más tiempo a leer el Libro, hallaría todas las respuestas.
Hasta el momento, eso no me había servido de gran cosa, pero no tenía ninguna intención de rendirme. 
Abandoné la espiral de mi pensamientos y me dediqué a escuchar a los que me rodeaban para dar un descanso a mi propio cerebro.

domingo, 22 de julio de 2012

Cómo si necesitase a otro amigo comportándose como un gilipollas.

¿No odiáis esas noches en las que no podéis evitar repasar casa error cometido,
cada herida recibida y cada vileza padecida? 
No tiene ningún provecho, ningún sentido, y una necesita dormir. 



jueves, 19 de julio de 2012

Una temporada en el infierno.


Antaño, si mal no recuerdo mi vida era un festín
donde todos los corazones se abrían,
donde corrían todos los vinos.
Una noche senté a la Belleza en mis rodillas.
Y la encontré amarga. Y la injurié (…)
Logré que se desvaneciera de mi espíritu toda esperanza humana.
Salté sobre toda alegría, para estrangularla
con el silencioso salto de la bestia feroz (…)
La desgracia fue mi dios. Me revolqué en el fango.
Me sequé con el aire del crimen.
Y jugué unas cuantas veces a la demencia.
Pero, hallándome recientemente a punto de lanzar el último suspiro,
se me ocurrió buscar la llave del antiguo festín,
donde quizá recuperara el apetito.

lunes, 16 de julio de 2012

Cuando estas en ese momento de la vida de ilusión compartida no se escribe, se vive.


miércoles, 27 de junio de 2012

Para estar tan colgado hace falta echarle huevos.

Son las 3:00 de la mañana, las 3:17 para ser exactos, y me he sentido obligada a echar mano de boli y papel para escribir alguna cosa sin sentido sobre los pensamientos que desarrolla mi pobre cerebro derretido por culpa de este sofocante calor.
El verano ha entrado sin avisar y, con él han llegado mis ansias de libertad.
Lo peor de todo es que la temperatura de mis extremidades ha aumentado notablemente lo que me provoca una especie de agobio y frustración indeseable.
Por otro lado puedo permitirme decir que cada día estoy más autoconvencida de que mi historia de amor a cachos puede salir airosa, y justamente es eso, AIRE, lo que ando necesitando.
Os preguntareis por qué me ha dado por enamorarme después de dos años con la misma tragicomedia barata.
Pues no lo se, puede que esté madurando psicológicamente o puede que solo sea un efecto secundario más del calor que emana de mi cama.
Pensándolo bien, no tenemos nada que perder.
Apuesto a que si lo intentáramos no acabaríamos demasiado mal.
¿Por qué?
Porque la Luna nos ama.
Aunque os parezca surrealista que dichas palabras salgan de mi boca o, en este caso, de mi boli de marca registrada, dejaré que os riáis un rato de mi.
"Hola, me llamo Yolanda y estoy preparada para tener una relación relativamente seria"
Quizás quedaría mejor decir "Hola mi amor, yo soy tu lobo" pero eso lo dejaré a elección de mis impulsos.
Cuando digo una relación relativamente seria no me refiero a esa horrible costumbre que tienen las parejas de parecer una especie de bivalvos y formar una concha para impedir que entre el aire del mundo exterior. No, ni de coña.
A mi con que me diga lo mucho que me quiere una vez al mes me basta y me sobra para ser feliz toda la vida.
Todo esto no quiere decir que no tenga mis episodios de paranoica sentimental en plan de "Abrázame que estoy débil", pero eso es otra historia.


La relación perfecta se compone de risas, comprensión, música, abrazos, más risas, besos, respeto, amistad y sexo.


Dicho todo esto y después de repasarlo mentalmente creo que tiene razón Ted Mosby al decir eso de "Cuando el reloj de las 2:00, vete a la cama".


Son las 3:40 y la Luna se está riendo de mi mientras pienso en ti.

lunes, 25 de junio de 2012

¿Quién es nuestro hombre?

Me han dicho que soy paranoico , que tengo delirios.
¿Crees que tengo delirios? ¿Te parece que soy paranoico?



viernes, 22 de junio de 2012

Animic.


Mamá te convertirá en un dinosaurio.
Mamá va a hacerlo para que aprendas a rugir.
Mamá te convertirá en una ola gigante.
Mamá va a hacerlo para que siempre seas valeroso.
Mamá te convertirá en un águila de mirada aguda.
Mamá lo hará para que puedas verlo todo.
Mamá te convertirá en un oso salvaje
para que nunca tengas miedo.

domingo, 17 de junio de 2012

In my life.


Hay lugares que recordaré
toda mi vida aunque algunos hayan cambiado,
unos para siempre, y no para bien,
otros han desaparecido y otros permanecen.
Todos estos lugares tuvieron su momento
con amantes y amigos que aún recuerdo.
Algunos han muerto y otros están vivos.
En mi vida los he amado a todos.
Pero de todos aquellos amigos y amantes
no hay nadie que pueda compararse contigo.
Y todos estos recuerdos pierden su sentido
cuando pienso en el amor como algo nuevo.



jueves, 7 de junio de 2012

¿Te lo estas pensando?

-La cuenta, por favor.
+Vas a romperme el corazón ¿a qué si?
-Irremediablemente ¿Te apetece dar un paseo?
+Claro, creo.

martes, 5 de junio de 2012

Cena con el vampiro.

-¿Le pasa algo a tu comida?
+No, es que no tengo mucha hambre
-Vas a romperme el corazón ¿verdad?

lunes, 4 de junio de 2012

Demitasse.

-¿Es una chica especial?
+Creo que va a romperme el corazón.
-¡Qué emocionante!



domingo, 3 de junio de 2012

Para vivir al límite.

Esta mujer podría partirme el corazón.
Con esta mujer podría estrellarme y arder.
Podría perder a esta mujer, beber como un cosaco, escribir poemas profundos y morir tuberculoso en una cuneta por culpa suya.

martes, 29 de mayo de 2012

Clear eyes, full hearts.


En cuanto me levante quiero decirte algo.
Te diré que estoy bien y que eres mi tesoro.
Pero entonces - si no te importa- te dejaré una carta que dice todo lo que va mal y que yo no estaré para siempre.
Caen de los arboles; hay hojas que caen
llenas de sueños rotos, llenas de historias.
En una noche solitaria con ojos claros y corazones llenos.








domingo, 27 de mayo de 2012

Life in Mars.


Es un asunto horrible
para la chica con pelo de ratón,
pero su mamá está gritando “no”
y su papá le ha dicho que se vaya,
pero no encuentra a su amigo por ninguna parte.
Ahora ella camina a través de su sueño sumergido.

lunes, 21 de mayo de 2012

Kind of tensión.


Podría hacer añicos la pared a puñetazos, inventar una ventana, y caminar por las nubes mirando al horizonte a los ojos.

sábado, 12 de mayo de 2012

Las canciones telúricas.





No soy la última, no,
no soy más que una linterna
de la puerta del jardín
que creías tú la frontera.
Es solo el comienzo
lo que tomabas por término.
El universo es infinito,
por todas partes acaba y empieza,
y aquí, allá, arriba y abajo,
la humanidad es abierta,
y donde tú ves lo desierto
enjambres de mundo hormiguean.

martes, 8 de mayo de 2012

La vaca multicolor.




Tú y yo y la dependencia
Y las ganas de tenerla.
¿Cuántas cosas te has llevado?
¿Cuántas cosas aún nos quedan?

Y así nos fuimos dividiendo.
Y así nos vino encima el cielo.

Tú y yo y la marea
Y esta fuerza que nos lleva.
Y a veces estamos lejos,
Y otras veces tan, tan cerca.

martes, 1 de mayo de 2012

Me encanta cuando me salvas.


Media hora más tarde, los efectos de la inyección me vencen, los nervios ceden y los párpados cesan su actividad. La reconversión de un ser humano en robot de hospital es increíblemente rápida. En primer lugar cambian tus andares, por el gotero y el pijama.
Luego la cama te engulle como una planta carnívora.
Muy pronto, cualquier sensación de sol o de viento desaparece y empieza a llover en el interior de tu cabeza. Te olvidas de reír, de caminar. E incluso si pruebas con los sueños, el dolor y sus escoltas meditosos se encargarán de recordarte lo muy enfermo que estás.
No obstante, lo peor es despertarse en pleno día en un cementerio de vivos. Nadie lee, todo el mundo bosteza delante de la tele. Es la época de las horas fofas, de los relojes flácidos al estilo Dalí. Los minutos se disfrazan de horas veo cómo lo hacen. Mi habitación es un horrible torno y las paredes se estrechan un poco más cada día.
Unas jeringas crecen en el techo y me orinan éter en los ojos. Me ahogaré entre sábanas. Convertirse en una sirena con pijama. Una sirena que ni siquiera sabe nadar.

sábado, 28 de abril de 2012

Metamorfosis en el cielo.


Los pájaros se entierran en pleno cielo. Incluso la más elegante de las nubes está repleta de sus cuerpecitos yertos. Se dice que cada 10189 gotas de lluvia, 1 sería la lágrima de un pájaro muerto y que de cada 16474 copos de nieve, 1 el fantasma de un pájaro descolgado de la placenta celeste.



lunes, 23 de abril de 2012

Amar es morir.


Cuando te cuelgas de alguien hasta el fondo, 
lo que has sido antes muere para renacer como una criatura frágil y vulnerable.
Nos convertimos en esclavos de aquello a lo que amamos, 
y a un destello de felicidad siguen mil tormentos que aún así son un precio razonable por abrazar el paraíso.


jueves, 12 de abril de 2012

Vous parler?



¿Hablar con vosotros? No puedo.
Prefiero sufrir como una planta,
Como el pájaro que calla sobre el tilo.
Esperan y eso está bien,
Porque no están hartos de esperar.
Yo esperaré como ellos.

Sufren solos. Debemos aprender a sufrir solos.
No me gusta la gente indiferente que siempre sonríe,
No tampoco los amigos quejumbrosos.
No quiero que nadie venga.

La planta no dice nada. El ave enmudece.
¿Qué tendrían que decir?
Cada dolor es único en el mundo, nos guste o no.
No es el dolor de los otros, es mío.

Una hoja tiene su mal que otra hoja ignora.
Y del mal del pájaro, ningún otro pájaro sabe nada

No sabemos nada. No sabemos nada. ¿Qué hay igual a otro?
Y aunque hubiera alguien, lo mismo daría.
Esta noche no quiero oír una sola palabra vana.

Espero, como el viejo árbol y el pinzón mudo
tras mi ventana.
Una gota de agua pura, un poquito de viento ¿quién sabe?
Esperaremos juntos
El sol les ha dicho que volverá, quizás.

SABINE SICAUD (1913-1928)


sábado, 7 de abril de 2012

Si llego a quedarme, me habría muerto.

Quita el pie del freno y ponlo en el acelerador, deja el otro en el embrague; la casa sigue donde estaba, está donde la dejaste.
Cierra los ojos y la verás; ábrelos y allí estará.
Una mancha de sol en el párpado, esa es tu casa.
Te tapas un ojo y se achata, se va hacia un lado.
Te tapas el otro, pasa a la izquierda.
Parpadeas despacio, cerrando primero un ojo y luego el otro: la casa oscila como el péndulo de un reloj.
Tu madre sigue amortajada en el salón.

sábado, 24 de marzo de 2012

Los osos tienen mamá. Un drama de la vida real.

¿Sabía que si el murciélago pardo se alimentara de humanos en vez de alimentarse de insectos podría comerse a toda la población de Minneapolis en una sola noche?
¿Sabía, por ejemplo, que el murciélago vampiro es el único mamífero al que se ha podido congelar y revivir con éxito?


domingo, 18 de marzo de 2012

Lo más patético de un hombre es caminar en línea recta hacia una pared y tocar primero con la nariz.

No se que me pasa últimamente, me siento especialmente hipersensible.
Es como si la parte de mi misma que he estado escondiendo todo este tiempo quiera salir a la luz.
No me gusta tener sentimientos, es superior a mi.
No me gustan porque me atan a algo o a alguien.
No me gusta preocuparme por las personas que me rodean.
En este estado de catarsis en el que me encuentro he llegado a muchas conclusiones sobre mi vida personal y no tan personal.
Una de ellas es que en estos momentos, aunque sea difícil creérselo, podría mantener una relación estable con algún capullo de los muchos que conozco.
También me ha dado cuenta del aprecio que le guardo a varios de estos capullos.
Estoy empezando a odiar que la gente no me tome en serio cuando hablo de estas cosas. 
¿En algún momento de mi vida tendría que empezar a centrarme no?
No he cumplido los 17 años y ya he hecho cosas que la mayoría de vosotros no podría imaginarse.
Aunque nunca me callo, guardo un par de secretos.
Me he cansado de muchas cosas y ya todo me sabe a casi nada.
No voy a deciros que necesite un hombre en mi vida, porque se que no es cierto, pero me gustaría tenerlo.
Hecho de menos esa sensación de paz conmigo misma y el sentirme protegida por los brazos de alguien más que una sola noche. 
No pido mucho, solo unas horas un día a la semana y algo de cariño para esta mente ilusa que me ha tocado.