Seguidores

Visitantes recientes

sábado, 18 de enero de 2014

Apareces cuando entro en mi escondite y mis ojos se cierran cuando tú te atreves a mirar.  Decoro y cambio mi vida, transformo mi habitación y mi cama, despido un par de recuerdos y abro las puertas a otros nuevos. Aparece quien me da paz y calma, entra por la puerta y se sienta en mi sala de estar, llamándome y esperándome como jamás lo hacías tú en las líneas de la historia que yo te solía dejar escribir.
Entonces oigo una voz que me cuenta que has vuelto a olvidar a los de siempre, que los de siempre te han vuelto a perdonar, que nunca cambiarás, que tomar vuelos a otra parte significa dejar una vida atrás.
Oigo una voz que me dice que lo has vuelto a hacer.
Y yo ya no se donde se fueron las cosas que hice, las luces que apagué por ti ni las noches de insomnio y esperanza. Si aquello sirvió de algo. Olvidé el precio de darlo todo y el valor del tiempo. Cambié. Te perdiste como siempre y no te busqué. Ya no quiero encontrarte. Simplemente desapareciste. Otra vez. 


No hay comentarios: