Seguidores

Visitantes recientes

viernes, 3 de enero de 2014

Respira, inspira, ignora y vive.

Más vale nunca que tarde, si vamos a esperar para nada. Y si aún no sabemos querer sin rompernos algo en el intento,ni sonreír sin que se nos noten las pocas razones que tenemos. Mas vale estar solo que contigo, si te vas a ir algún día y yo no voy a saber superar ninguna semana. Me aprendí tus manías de carrerilla, mientras me decía que eran ademas las mejores excusas que tenia para madrugar para verte dormir tan tranquilo, como si no fueses el hijo de puta con quien mantendría una guerra que nos mataría a ambos. He visto los mejores amaneceres mientras se abrían tus ojos. Y luego, como animales salvajes que se dejan llevar por su instinto de supervivencia: nos fuimos, pero es que después de los portazos no perdemos la capacidad de recordar algunas cosas. Algunos momentos, mis uñas clavadas en tu espalda, y aquellas noches en las que no pensábamos en la duración de las cosas. Los orgasmos y los cigarros a medias; las farolas y sus besos, en cada esquina. No se vivir de otras forma, sino recordando toda esa mierda que en algún momento me pareció lo mas bonito que tenia. Y es tan injusto pensar que quizás para olvidar solo tenga que acordarme de otros brazos cuando tenga frío. ¿Es que el amor no dura siempre, aunque se acabe pronto? O es que  lo que sentimos caduca con el tiempo. O es que todas las promesas son mentiras que duran lo que tardamos en darnos cuenta de que terminamos sin llenarnos las manos. Que terminamos desconociéndonos, a pesar de sabernos de memoria nuestros cuerpos, y cada centímetro y sus lunares, y sus defectos, y el color de nuestros ojos a oscuras. Se que al final no seras mas que una de esas fotografías de las que no recuerdas ni siquiera donde se tomaron. Es triste y necesario.  

No hay comentarios: