Seguidores

Visitantes recientes

domingo, 2 de marzo de 2014

Lo que pudo haber sido, lo que nunca será…

Perdona por pensar en dejarte, por haberme ido y vuelto sin hacer ruido, por tocar el punto más alejado de nuestras rectas  y haber retomado mi puesto de guardia en el choque de las secantes.
Perdona por hablar sin decir nada, por callar diciéndolo todo, por perder tu tiempo con días vacíos y meses inútiles, por confesarte que jamás confesaría nada y admitir que no admito las dudas.
Perdón por lo que lees, por lo que escuchas, por lo que muestro y escondo, por lo que obligo o demuestro, perdón por si todo esto acaba o, por el contrario, se convierte en algo para toda la vida. 


No hay comentarios: