Seguidores

Visitantes recientes

lunes, 22 de diciembre de 2014

¿Qué si mereció la pena? Claro que mereció la pena.

Un año más he vuelto a sonreír por cortesía, a poner buena cara, a fingir que me siento muy feliz de que se acabe otro año de mierda y empiece uno que, seguramente, sea igual.
Un año más he conocido a gente maravillosa.
Un año más se perdieron por el camino.
Un año más he llorado sola en la cama.
Un año más he soñado contigo.
Un año más he bebido hasta vomitar, he fumado hasta toser y he amado hasta doler.
Un año más me he vuelto a enamorar de algún idiota, de esos que te llaman princesa, de esos que no saben que le darías una patada a la monarquía y quemarías todas las coronas para que nadie te volviera a llamar reina.
Un año más he escuchado esa canción que me hace estallar el pecho, he cantado hasta quedarme sin voz y he bailado hasta romperme las piernas.
Un año más he tocado el cielo con los dedos, y con los pies el infierno.
Un año más he vivido.
Un año más, he muerto.
Gracias a Dios que sólo es Navidad una vez al año. 
Que Jesucristo no nació dos veces. 
Que él no apareció otra vez.

Querido John, un año más, te echo de menos.


No hay comentarios: