Seguidores

Visitantes recientes

miércoles, 14 de septiembre de 2011

No se puede atrapar el sol, y mucho menos con un dedo.

La felicidad es algo relativo.
Jamás alcanzaremos esa felicidad total de la que dependemos.
La ilusión es algo efímero, se va un día, y al siguiente puede volver.
Nadie es feliz eternamente. A nadie le dura una ilusión toda la vida.
Todos queremos lo que no tenemos, y cuando lo tenemos, lo despreciamos.
Se puede ser feliz con pequeñas cosas.
Su sonrisa, el eco de su voz, su forma de mover el pelo o su mirada.
Siempre hay alguien que nos hace felices, aunque sea una milésima de segundo, sonreímos por tenerlo ahí, sin necesidad de que haga nada mas.
Nos vale con su presencia, con que nos preste algo de su atención.

El aleteo de una mariposa, el piar de un pájaro, el color de una flor o la tranquilidad del agua.
Una canción desentonada que nos hace reír, el simple echo de tener algo con lo que disfrutar.
Hay muchas formas de buscar la felicidad, y siempre elegimos las más complicadas.




No hay comentarios: