Seguidores

Visitantes recientes

domingo, 18 de marzo de 2012

Lo más patético de un hombre es caminar en línea recta hacia una pared y tocar primero con la nariz.

No se que me pasa últimamente, me siento especialmente hipersensible.
Es como si la parte de mi misma que he estado escondiendo todo este tiempo quiera salir a la luz.
No me gusta tener sentimientos, es superior a mi.
No me gustan porque me atan a algo o a alguien.
No me gusta preocuparme por las personas que me rodean.
En este estado de catarsis en el que me encuentro he llegado a muchas conclusiones sobre mi vida personal y no tan personal.
Una de ellas es que en estos momentos, aunque sea difícil creérselo, podría mantener una relación estable con algún capullo de los muchos que conozco.
También me ha dado cuenta del aprecio que le guardo a varios de estos capullos.
Estoy empezando a odiar que la gente no me tome en serio cuando hablo de estas cosas. 
¿En algún momento de mi vida tendría que empezar a centrarme no?
No he cumplido los 17 años y ya he hecho cosas que la mayoría de vosotros no podría imaginarse.
Aunque nunca me callo, guardo un par de secretos.
Me he cansado de muchas cosas y ya todo me sabe a casi nada.
No voy a deciros que necesite un hombre en mi vida, porque se que no es cierto, pero me gustaría tenerlo.
Hecho de menos esa sensación de paz conmigo misma y el sentirme protegida por los brazos de alguien más que una sola noche. 
No pido mucho, solo unas horas un día a la semana y algo de cariño para esta mente ilusa que me ha tocado.

No hay comentarios: