Seguidores

Visitantes recientes

martes, 13 de marzo de 2012

Soy parado y analfabeto (esto me lo ha escrito un amigo).

Le soltó un grito: un estallido agudo e ininteligible de pura frustración inhumana; un agudo de Hendrix sampleado y cantado por un millón de almas atormentadas del coro del Infierno.
El escaparate de la tienda se rompió y cayó hecho añicos sobre la acera.
El mendigo se tapó los oídos echó a correr.

No hay comentarios: