Seguidores

Visitantes recientes

lunes, 18 de febrero de 2013

Don't want close my eyes.

Querido John:
Hoy hace un año que se acabo todo, y con todo me refiero a la vida.
A diario te recuerdo pero cada vez que pienso en ti se me van olvidando cosas, ínfimos detalles para unos, pero para mi es todo lo que me queda de ti, tu recuerdo.
Van pasando los días como hojas de libros sin leer y cada día es una fotocopia de los días anteriores, y cada noches, es una fotocopia del resto de noches.
He de confesarte que tu mirada será algo que jamás podré olvidar, la tengo grabada en la retina, al igual que muchas miradas más de gente que se fue, o gente que sigue aquí, pero está ausente.
Te veo cuando miro a la Luna, cuando leo libros que se que has leído tú antes, siento tu olor al pasar cada página.
Hay tantas cosas que jamás te dije y que nunca te podré decir, demasiadas cosas por hacer.
Esta Navidad ha sido horrible, no estabas tú, ni mi abuela, ni nadie.
Me río cuando recuerdo que siempre me decías: "tus recuerdos y secretos me más oscuros me los llevaré a la tumba", y tanto que lo hiciste.
¿Cuántos besos nos hemos perdido? Demasiado tiempo desperdiciado.
Te echo de menos, te necesito más que nunca.
Las cosas buenas del pasado se han quedado ahí, en el pasado.
Llorar ya no sirve de nada si nadie me consuela.
Como dicen "No hay que temer a la muerte, sino a no haber empezado nunca a vivir".
Estoy escribiendo un libro sobre ti, sobre nosotros. No se ciñe a la realidad, pero tú lo entenderías. Me hubiese encantado que lo leyeras, pero ya es tarde, tarde para todo, para cambiar.
Le hablo de ti a Marta, la única que sabe lo que siento, tenías que haberla conocido.
Conocí el amor otra vez, pero no salió bien, nunca sale bien.
Quiero pedirte un favor, dile a mi abuela que estoy bien, que la quiero, que siento todo lo que la hice.
Que cerca sentimos a algunos que están muertos, y que muertos nos parecen otros que aún viven.
Todavía no encontré el significado a la vida, es algo que me vuelve loca.
La gente es mala, y yo también., Nadie escoge el mal por el mal, simplemente lo confunden con la felicidad.
Me duele pronunciar tu nombre, me quema por dentro  por eso te llamo John, por eso te llevo llamando así desde que empezó todo.
Voy a quemar esta carta, es algo que te debo, la voy a quemar y voy a ver como se quema, se abrasa y se consume, y como tal vez te lleguen sus restos.
Fuiste y seguirás siendo mi primer amor y el hombre de mi vida.
Te odio por abandonarme  por no llevarme contigo, y odio a esos hijos de puta que te dejaron morir en tres cuartas partes.
Quiero mandarte todo lo bueno del mundo para que lo guardes en tu caja de recortes y cuando veas que todo está roto, la abras, y esparzas su interior.
Podría seguir escribiendote toda la vida, y sabes que lo haré, pero ahora debo decirte adiós, y ara eso te dejaré este pedazo de Terry Jacks:

Adiós, mi amigo fiel
nos conocemos desde que
teníamos nueve o diez
juntos hemos subido las colinas
y los árboles.
Aprendimos de amor y del ABC,
pelamos nuestros corazones 
y pelamos nuestras rodillas.

Adiós mi amigo, es duro morir
cuando todos los pájaros están cantando
en el cielo.
Ahora que la primavera esta en el aire,
muchachas bonitas por todas partes,
piensa en mí y estaré allí.
Teníamos alegría, teníamos diversión,
teníamos estaciones en el sol,
pero las colinas que subimos 
eran solo estaciones fuera de tiempo.


Eternamente tuya                                       


                                                                                                          Rose.



No hay comentarios: