Seguidores

Visitantes recientes

sábado, 7 de diciembre de 2013

Esto es el destino: estar en frente y nada más, estar siempre enfrente.

Pensé en como sería el reencuentro: aparcaría al coche y me abrazaría, y yo me sentiría segura y me engañaría pensando que no lo abandonaría nunca más. Lo deseaba con tantas fuerzas que sentí un pinchazo en el estómago.

No hay comentarios: