Seguidores

Visitantes recientes

viernes, 6 de mayo de 2011

Cuando me suenan las tripas.

Nada es bueno o malo, sino que el pensamiento lo hace así;
 y nada existe mientra el pensamiento no lo crea.





Y atrapado en mi mundo mágico, trágico.
Que siempre confundo y que hay mucho tráfico.
Huele a cloroformo y a éter etílico
No me conformo con vivir...

Entonando cánticos sádicos, oníricos.
Sin ser físico-cuántico puedo describírtelos.
Fingiendo ser un santo modélico, magnífico, angelical,
mucho más allá de lo normal por encima del bien y del mal.
Virtual, real adimensional, sexual, sexual, sobre todo sexual.
Si abres bien los labios yo te lo como todo.
Que ya soy centenario en comer comida caliente.
Se oye desde el armario una musiquilla de fondo.
Será la puta radio emitiendo una canción deprimente.
Que me aburre profundamente.
El mundo sin políticos sería aburridísimo
El mundo sin fanáticos sería moderadísimo.
El mundo sin críticos sería criticadísimo.
Y el mundo sin mí, no escucharía
Mis cánticos sádicos, oníricos.
Atrapado en dos notas.
Gotas que se agotan.
Sonidos que explotan.
Que potan que me rondan las malas cartas.
¡Tanta sota!
Que si las rompo de escaqueo no se nota.
No me conformo con vivir.
Porque este ritmo me llama.

No hay comentarios: