Seguidores

Visitantes recientes

sábado, 3 de julio de 2010

Traveling...


Mi ultimo dia en la ciudad de mis recuerdos fue melancolico.
Despedirme otra vez de mi infancia en aquel lugar, recorrer por ultima vez en unos años sus calles y rozar por penultima vez mis sueños.
Por primera vez viajaria sola en tren.
El anden estaba desierto, a excepcion de un hombre desaliñado que esperaba impaciente la llegada de lo esperado.
Mi tren llego con media hora de retraso, y  por fin pude ocupar mi asiento al lado de una mujer con pinta de ejecutiva, la cual se tiro las cuatro horas y media siguientes hablando por telefono, escribiendo en una agenda y mirandose las uñas.
Yo me limite a dejar caer un hola que parecio un suspiro, a encajar mi maleta a mis pies, ya que ella habia ocupado los dos compartimentos con su ajuar, y a ponerme los cascos para alejarme de ese tren y de la conversacion de aquella mujer.

Al cabo de cuatro horas y media llegue a mi destino y por fin pise tierra.
Tenia las piernas agarrotadas de tenerlas cruzadas encima de la maleta todo el camino.
LLegue a casa y despues de dos semanas sin ver a mi madre, la mejor forma de empezar, como no, fue discutir.
Esa noche estuve hasta las dos de la mañana pensando en Madrid.
Contenta por aver llegado a Caceres pero raviosa al saver que al cabo de dos dias cogeria la autopista del infierno hacia Leon...

Y.

No hay comentarios: