Seguidores

Visitantes recientes

domingo, 22 de enero de 2012

Cómo el eter. En todas partes. En ningún sitio.

No se necesitaba tener mucho dinero en el bolsilllo,
nadie esperaba gran cosa.
Siendo artista era imposible vivir sin un céntimo,
si no levantabas cabeza podías dejarte llevar por la corriente.

No hay comentarios: