Seguidores

Visitantes recientes

sábado, 11 de junio de 2011

Un poco de sufrimiento es bueno para el alma.

La vida produce una espantosa sensación de inevitabilidad.
Quizá esa sensación sólo pruebe la existencia del destino... o, lo que es más probable, esa ilusión sólo nos la proporciona la  forma en que funciona nuestro cerebro.
Es difícil saberlo.




No hay comentarios: