Seguidores

Visitantes recientes

miércoles, 6 de julio de 2011

Al caminar por un laberinto, uno siempre debe girar a la izquierda.

Creo que divaga y, aún así, su modo de hablar me atrapa, me succiona somo si pisase arenas movedizas. 
Intento escabullirme, pero es inútil; la arena me traga.



No hay comentarios: