Seguidores

Visitantes recientes

domingo, 9 de octubre de 2011

Eres un sol brillante dentro de la oscuridad.

Soles rojos: nacen  y mueren en una décima de segundo, durante la cual son los reyes de la noche, el centro del universo.


Ese iba a ser mi único vínculo con él: mirar al cielo, de noche, y confiar en que estuviera allí.
De repente, en el mundo de oscuridad, irrumpiste tú, irrumpió tu voz. Hablaste.
Y allí, en el barro, solo a mí, se me saltaron las lágrimas.






La amistad puede hacernos llorar de emoción.

No hay comentarios: