Seguidores

Visitantes recientes

martes, 1 de noviembre de 2011

El que tenga al amor, que lo guarde en el bolsillo.

Tomamos el café sin prisa.
El silencio no nos incomodaba; al contrario, lo disfrutábamos 
como en esos raros momentos de soledad puntual 
en que uno se encuentra a gusto consigo mismo.

No hay comentarios: